Archivo de la etiqueta: tips para empresarios

TRUCOS PARA NEGOCIAR Y GANAR

aprende a negociar

¿Cómo puedo negociar mejor y no perder?

Todos quisiéramos ser mejores negociando, ya que así podríamos acceder a buenas ofertas, descuentos y lograr que la otra parte nos ayude y en la medida de lo posible haga lo que nosotros queremos.

En la siguiente lista te mostramos trucos para mejorar en la negociación con lo que debes hacer para no perder en las negociaciones y llegar más preparado:

 

  1. Lugar. Obviamente cada parte querrá sentirse cómoda desde su propio sitio, si no se ha llegado a un acuerdo sobre el sitio, lo mejor es reunirse en un lugar público pero serio, que proporcione la posibilidad de charlar libremente y con confianza. Por ejemplo: en una cafetería. También existen espacios que se arriendan con la finalidad de hacer juntas colectivas, arrendar un sitio así nunca es mala opción.

 

  1. actitud positivaMostrar una actitud positiva. Al principio de la negociación es necesario ser amable y receptivo. Las negociaciones no siempre están libres de tensión y relajar a la contraparte es una excelente de forma de lograr que se abra para escuchar.
  •  En este sentido, la propuesta debe ser clara y muy directa. Se recomienda tener los objetivos muy claros y contar con un intervalo de “máximos y mínimos” que no afecten a la compañía sobre los que se pueda ser flexible.
  • Al principio puede ofrecerse ese máximo, para, si es necesario, ir negociando hasta el mínimo del que se puede disponer y NUNCA bajar de ahí.

 

  1. No permitir que la conversación se desvíe. Si la contraparte está desviando la conversación hacia otra dirección, es necesario pedirle que regrese a lo que les concierne. Es más fácil perder el hilo y olvidar detalles importantes cuando nos apartamos del tema principal.

 

  1. argumentacionArgumentar claramente la propuesta. Es indispensable exponer la propuesta de manera clara y concisa y responder a todas las preguntas del interlocutor. También se debe estar seguro de los puntos han sido entendidos.

 

  1. Ser honestos. Ser honestos no significa mostrar “todas las cartas”. Debe guardarse un as bajo la manga que puede ser utilizado si la negociación se pone difícil. Se debe ser claro en cuanto a lo que se busca en temas generales, pero no a los intereses “urgentes” detrás de la negociación.
  •  Es decir; “si el objetivo de la negociación es lograr que la contraparte ofrezca nuestros productos con un descuento especial a cambio de proporcionarle publicidad, sería importante primero escuchar lo que este tiene que decir porque probablemente comente un porcentaje en el que él estaría dispuesto a ofrecer nuestros productos, a partir de ahí se vuelve mucho más sencillo negociar.
  • Si la contraparte espera para que nosotros proporcionemos el porcentaje, lo más factible podría ser aumentar un poco el porcentaje del que se tenía planeado, como estrategia de negociación”.
  1. cederConcesiones. Una vez que ambas partes hayan expuesto sus puntos, de no haberse llegado a un acuerdo rápido (como pasa regularmente), es bueno comenzar a ceder. Antes de llegar a este punto, se debe estar muy pendiente de la actitud del interlocutor, de su lenguaje corporal, para darse cuenta si este se encuentra abierto a ceder también.
  •  Otra cuestión importante es haber escuchado atentamente, porque así es posible darse cuenta si ambas partes van en la misma dirección. No vale la pena ceder si los objetivos de la contraparte y los propios se desvían demasiado.
  • Ahora bien, antes de ceder, puede preguntársele de nuevo a la contraparte cómo se puede llegar a un acuerdo, probablemente ceda antes. Si es necesario desistir un poco, el as bajo la manga que se tenía bien resguardado puede salir a flote. Por ejemplo, si el objetivo principal era un descuento del 15%, se le había comentado al interlocutor que se requería un descuento del 25% (si se llevó a cabo el punto anterior), se puede rebajar un poco, digamos al 20%.
  1. no cederNo ceder ni ser flexible. Si se han escuchado ambas partes y la reunión se ha extendido demasiado o, la contraparte siempre llega a conclusiones negativas como: “es mucho dinero, es un gran descuento, no puedo aceptarlo, no es posible” y otras negativas constantes que no pueden ser refutadas por falta de disponibilidad del interlocutor, lo mejor es despedirse amablemente y dejar la mesa, no sin antes dejar la puerta abierta por si cambia de opinión.

 

  1. Redactar resúmenes. Parece una tontería, pero es muy útil. Redactar resúmenes de lo expuesto permite que, de tener que retirarse porque la contraparte no cede, puede hacerse entrega del escrito para que no olvide lo que se ha hablado y tenga tiempo de pensarlo con todos los puntos por escrito y sobre la mesa. Además, sirven de referencia propia se haya cerrado o no el pacto.

 

  1. propuestas condicionalesPropuestas condicionales. Utilizar el típico “si tu…”. Por ejemplo, ofrecer un descuento mayor, si este reduce sus precios, o muestra mayor publicidad, o cualquier situación que resulte conveniente.

 

  1. Ser firme. Se debe ser firme la mayor cantidad de tiempo posible. Recodarle constantemente a la contraparte las ventajas y beneficios que obtendrá del acuerdo. No se recomienda comenzar a ceder a la primera de cambio porque en estas circunstancias el interlocutor va ganando terreno fácilmente, así que sentirá que puede obtener mayor ventaja, si se permite, lo conseguirá.

 

  1. negociacion exitosaConcretar el acuerdo. Una vez que el acuerdo se ha concretado, es necesario releer y volver a comentar los puntos que se han acordado, que todo quede perfectamente esclarecido desde el primer momento.

 

 

7 CONSEJOS FINANCIEROS PARA EMPRESAS

consejos financeros

 

¿Cómo manejar las finanzas de una empresa?

Las finanzas de una empresa nunca deben ser tomadas a la ligera. Representan uno de los recursos más importantes de la empresa y deben tomarse con seriedad y, sobre todo, responsabilidad.

Deben ser manejadas por expertos o conocedores y nunca permitir que sea gestionada por incompetentes o gente de quien se desconfíe. Los siguientes 7 consejos servirán como base para comenzar a llevar las finanzas empresariales por el camino correcto y sin complicaciones:

  1. plan de pagosRealizar un presupuesto y apegarse a él. Contar con un presupuesto claro y por escrito de gastos, compras, ventas, deudas y compromisos para con otros es importante para la sustentabilidad económica del negocio. La planeación para el manejo de efectivo es clave en cualquier empresa. Siempre se deben tener en cuenta la inflación, los tipos de cambios (si se realizan acciones comerciales en el extranjero), intereses y cualquier tipo de indicadores. Además, todas las cuentas deben estar al día y correctamente registradas.

 

  1. Contar con una reserva de efectivo. Debe incluirse como un gasto más. La reserva de efectivo debe tomarse en cuenta como ahorro financiero, nunca se sabe en qué momento sea necesario para nuevas compras, inversiones o cualquier imprevisto urgente. Esta reserva también tiene que registrarse adecuadamente y de inmediato.

 

  1. No fiar. Parece lógico, pero muchas veces las empresas (sobre todo los pequeños comerciantes) olvidan que fiar desequilibra la balanza a favor del cliente, no importa si este es muy cumplido o consumidor asiduo, nunca se sabe qué pueda ocurrir y podría llegar a ser un golpe duro para la empresa si comienza a tomarse como hábito la fianza.

 

  1. entradas y salidasMantener equilibrio entre las entradas y las salidas de efectivo. Las salidas de efectivo, es decir; las compras, gastos, inversiones pagos, etc. NUNCA deben ser mayores a las entradas. El punto de equilibrio es aquel en el que los gastos son iguales a las ventas de la compañía. Por supuesto que no debe perseguirse el punto de equilibrio, siempre debe buscarse la utilidad, pero el equilibrio es un buen referente para saber que las cosas se están haciendo correctamente.

 Se puede conocer muy bien esta información gracias al presupuesto del que se habla en el primer punto, por eso las cuentas y los registros deben estar al día y en orden.

 

  1. Registrar diariamente ingresos y egresos. Si bien el presupuesto es útil para darse una idea general del estado financiero del negocio, los registros diarios resultan relevantes al final del mes o para abonar a la reserva de efectivo del que se hablaba en un punto anterior. Además, son la muestra fehaciente de cómo está yendo el negocio día a día, qué días hay más afluencia de clientes, etc.

 

  1. respetar los plazosRespetar los plazos. Todas las empresas grandes o pequeñas tienen deudas, así funciona el comercio. Sin embargo, varias empresas fracasan porque sus deudas exceden sus ingresos o, porque se pasan de los plazos para pagar, lo cual genera intereses, en consecuencia, la deuda aumenta. Una empresa no puede permitirse extralimitarse de los plazos fijos para hacerse cargo de sus obligaciones.

 

Un calendario de pagos es una buena sugerencia para mantenerse alerta y al día de cada deuda.

 

  1. Buscar reinversiones. Si existen utilidades, guardarlas en un banco no es siempre la mejor opción. Se debe analizar la situación financiera e investigar si una parte de dichas utilidades pueden reinvertirse en activos para la empresa. Obviamente, este punto depende mucho de la compañía, en qué punto de crecimiento se encuentra, si es necesario o no invertir y realizar un buen análisis del estado de la empresa. De todas formas, se debe buscar mover el dinero y no dejarlo estancado por mucho tiempo.

 

Tambien te puede ineteresar:

Como Tratar a un Cliente que no Quiere Pagar

Como Aprender de las Quejas de los Clientes

Como Piensan los Empresarios Exitosos