Archivo de la etiqueta: Infraestructura como Servicio

La Infraestructura como Servicio (IAAS) de la Cloud Computing

Comúnmente conocido por IaaS, es uno de los tres principales servicios de la computación en la nube, en ingles es llamado Infrastructure as a Service o Hardware as a Service (HaaS), que significa Infraestructura como Servicio; Anteriormente hablamos dela Plataforma como Servicio y del Software como Servicio, que proporcionan acceso a recursos informáticos situados en un entorno virtual en la IAASnube a través de una conexión a internet.

En el caso de IaaS, está ubicado en la capa inferior, proporciona almacenamiento básico y capacidades de cómputo, como servicios estandarizados en la red, entre los que se encuentra el hardware virtualizado (infraestructura de procesamiento), como son servidores, sistemas de almacenamiento, conexiones, anchos de banda, enrutadores, y otros sistemas que se unen para manejar diversos tipos específicos de cargas de trabajo.

Funcionamiento ¿Quién lo usa, y por qué?

Los recursos de hardware proceden de multitud de servidores y redes, generalmente distribuidos entre numerosos centros de datos, de cuyo mantenimiento se encarga el proveedor del servicio cloud.Recursos de hardware Cada usuario o grupo de usuarios obtiene acceso a una parte de una reserva (pool) de recursos federados para crear y usar su propia plataforma informática según sea necesario. Este tipo de infraestructura puede ser propiedad de una organización y estar bajo el control completamente de esta en una nube privada, puede crearse mediante la unión y federación de recursos privados con recursos de terceros en una nube híbrida o pueden proporcionarla en su totalidad en una nube pública.

Características de la Infraestructura como Servicio (IAAS)

Según el Director de Soluciones en la Nube de VMware Inc., Jian Zhen, las características necesarias para que una infraestructura se pueda considerar IaaS son las siguientes:

  • Recursos bajo demanda: Debe ser capaz de poner rápidamente a disposición los recursos según sea necesario. Estos deben poder escalarse a medida que se necesitan y eliminarlos como no se necesiten. El proveedor solo cobrará por los recursos consumidos.
  • Escalabilidad: Los servicios deben de ser lo suficientemente escalables, permitiendo agregar rápidamente decenas o cientos de servidores según sea necesario.
  • Autonomía: Debe ser capaz de auto-mantenerse sin intervención del usuario final. El punto clave es que debe haber suficiente redundancia y muy alta disponibilidad incorporada en el servicio, de tal forma que si uno de los servidores físicos falla, esto no debe afectar a los servidores virtuales que se ejecutan en la infraestructura.
  • Multi-Arrendatario: Debe ser capaz de compartir esta misma infraestructura con varios clientes finales.
  • Separación del cliente: Debe ser capaz de separar los datos de los clientes finales. La seguridad y la privacidad es uno de los principales obstáculos para las empresas en la adopción de los servicios de la nube, por lo que es fundamental que sean definidas las medidas de seguridad adecuadas.

Costos de la Infraestructura como Servicio (IAAS)

El diseño y creación de una IaaS suele resultar bastante oneroso si un usuario o cliente decide hacerlo por sí mismo, pues hay que invertir en la configuración del hardware y las redes, más el espacio requerido para los servidores, el capital humano y el mantenimiento de toda la infraestructura. Por otro lado, si se opta por un proveedor de IaaS, el cliente no deberá preocuparse por lo anteriormente dicho, ya que el proveedor se encarga de ello y solo se aplicarán costos mensuales recurrentes, en vez de un enorme gasto de capital.

Ventajas de la Infraestructura como Servicio (IAAS)

  • Escalabilidad: los recursos están disponibles según las necesidades del cliente, ello elimina los tiempos de espera al momento de incrementar la capacidad.Infraestructura
  • Eficiencias económicas: dado que el hardware físico donde funciona el servicio IaaS es configurado y mantenido por el proveedor, conlleva la reducción de tiempo, pues evita que el cliente se centre en dicho proceso y de esta forma se ahorran recursos económicos derivados de la instalación.
  • Apertura de nuevos mercados: el servicio se encuentra accesible bajo demanda, lo que permite al cliente sólo paga por los recursos que realmente utiliza.
  • Accesibilidad “instantánea”: acceso al servicio desde cualquier lugar con una conexión a internet.

De acuerdo con la Licenciada de Ciencias de la Computación e Información y experta en Cloud Computing, Lori MacVittie: “IaaS a menudo toma la forma de un entorno de computación virtualizado, aprovechando las imágenes virtuales para aliviar los problemas típicos asociados con la acogida de aplicaciones remotas en la adecuación de los sistemas operativos, servidores de aplicaciones, hardware y otros detalles específicos de la aplicación con las necesidades del cliente. Los entornos de computación virtualizados permiten al cliente configurar y desplegar la aplicación en una imagen virtual a nivel local y luego ejecutarla en un entorno remoto sin tener que preocuparse por los servidores y la infraestructura de la red”.

Para finalizar y resumiendo este artículo, el modelo de infraestructura como servicio (IaaS) permite a los usuarios solucionar sus propios problemas, dado que el acceso bajo demanda y de autoservicio a los recursos de TI supone que los usuarios pueden crear las herramientas que necesitan y acceder a ellas en cuestión de minutos. Con este tipo de servicios no hay necesidad de actualizar y dar soporte al sistema, este lo hace la empresa proveedora, como es el caso de Villanett que ofrece software en la nube para la gestión y administración de las organizaciones de empresarios o emprendedores.

Infraestructura como Servicio