Archivo de la etiqueta: compromiso en el trabajo

CUÁNDO ES NECESARIO DESPEDIR A UN EMPLEADO

cuándo es necesario despedir a un empleado

Cuándo es necesario despedir a un empleado

Frecuentemente, para las empresas, es muy difícil aprender a distinguir cuándo es necesario despedir a un empleado debido a la concentración excesiva que se le da a otras áreas, la poca o mucha tolerancia de ciertos encargados del área de recursos humanos, o simplemente por la dificultad para percatarse de ciertos indicios “tóxicos”  -algunos de ellos casi imperceptibles- que algunos trabajadores ejecutan día con día.

Estos son algunos de los indicios más importantes para saber cuándo es necesario despedir a un empleado:

cuándo es necesario despedir a un empleado

  1. No asiste. Es común que los empleados lleguen a tener problemas o situaciones personales que les impidan asistir a laborar en ciertas ocasiones, aquí la empatía resulta súper importante. Sin embargo, cuando la inasistencia se convierte en un inconveniente constante y afecta la productividad de la compañía, lo mejor es dejar ir a dicho trabajador y buscar a alguien con mayor responsabilidad.

 

  1. Cuestiona todo. Cuestionar es bueno, en ciertas ocasiones lleva al éxito de algunas decisiones o nuevas ideas. No obstante, un empleado debe ser despedido cuando sus cuestionamientos sobrepasan órdenes, reglas y políticas empresariales que son parte de la información institucional. También cuando los procesos y procedimientos han sido avalados y reconocidos, además han resultado ser funcionales y aun así el empleado objeta y discute la eficacia de los mismos sin argumentos válidos.

 

cuándo es necesario despedir a un empleado

  1. Los clientes se quejan constantemente de él. En este punto no hay demasiado qué decir. Si varios clientes, en diversas ocasiones, han argumentado mal trato, falta de profesionalismo o cualquier acción que ponga en duda la seriedad de la empresa, es importante decirle adiós y dejar que se vaya.

 

  1. Es problemático. Un empleado se vuelve problemático cuando incita negativamente a sus compañeros, cuando tiene conflictos con sus superiores o sus compañeros regularmente, cuando no obedece (voluntariamente decide no seguir indicaciones) y cuando pone en riesgo la integridad empresarial.

 

cuándo es necesario despedir a un empleado

  1. No está listo para adaptarse a los cambios. El mercado global actual, se encuentra permanentemente evolucionando; empresa que no evoluciona al mismo tiempo, se queda atrás y poco a poco muere. Si un trabajador no fluye con la empresa, es mejor que no continúe formando parte de la misma.

 

  1. Su productividad es baja. Si un empleado cuesta más de lo que produce; es decir, el gasto por mantenerlo en la empresa es mayor que su efectividad laboral, solo representa pérdida de dinero porque no cumple con su objetivo principal. A este tipo de trabajadores también hay que aprender a decirles adiós.

 

También te pueden interesar: 

 FORMAS DE GENEROSIDAD HACIA LOS EMPLEADOS

CONSEJOS PARA CONTRATAR A UN COMMUNITY MANAGER

7 FORMAS DE SER FIRME CON LOS EMPLEADOS

¿CÓMO TOMAR MEJORES DECISIONES?

mejores ideas

¿Cuál es la forma de tomar mejores decisiones?

La toma de decisiones es el proceso más importante de la compañía porque de ahí se desprenden todas las acciones de venta, compra, producción, administración, financiera, de marketing y todas las áreas requeridas para que la empresa funcione adecuadamente y se mantenga a lo largo del tiempo.

Tomar mejores decisiones conduce al éxito y abre los caminos de la expansión y el crecimiento. A continuación se presentan seis puntos a tener cuenta para que la toma de decisiones sea mejor y más eficiente:

 

  1. reducir las opcionesReducir el número de opciones. Es un hecho, cuantas más opciones existen, más se complica la toma de decisiones. Algunas veces se cuenta con demasiadas alternativas, varias de ellas poco relevantes. Es importante y necesario identificar las que no sean útiles y dejar únicamente aquellas opciones absolutamente relevantes para el logro del propósito u objetivo final.

 

  1. opiniones externasEvitar escuchar demasiadas opiniones externas. Hasta cierto punto es bueno escuchar opiniones ajenas. Sin embargo, debe aprenderse a escuchar solo las que son justas, es decir, no demasiadas que nublen la mente de quien deba tomar la decisión, al punto de no escucharse a él mismo. Si bastante gente opina, hay que aprender a ignorar aquellas voces que no traen consigo beneficio alguno.

 

  1. Analizar ventajas y desventajas de cada opción. Una buena idea puede ser escribir las opciones seleccionadas y detallar las ventajas y desventajas que tiene cada una de las opciones. Siempre es más fácil observar y considerar alternativas, si estas se encuentran por escrito.

 

  1. Iintencion de la desiciondentificar el propósito real de la decisión. Una decisión tomada a ciegas, nunca será buena. Lo esencial es conocer el objetivo real detrás de cada decisión, el propósito fundamental a conseguir una vez tomada dicha resolución final.

 

  1. Ser flexible. Mente abierta siempre. Si alguna alternativa funcionó anteriormente, nada asegura que podría volver a funcionar. Las resoluciones pasadas son pasadas y no deberían influir en la toma de decisiones del presente, a menos que pueda rescatarse algún aprendizaje o algún método muy puntual, pero es necesario saber discernir cuando hay que cambiar de estrategias.
  •  Ser flexible también indica prepararse para asumir riesgos, los riesgos que tomar cualquier decisión implica todo el tiempo.

 

  1. responsabilidad en la desicionSiempre tomar responsabilidad de cada decisión y acción ya tomada. Una vez que se han seguido los puntos anteriores, lo único que resta es aceptar el riesgo y asumir la responsabilidad. Si todo lo antes mencionado se realiza adecuadamente, difícilmente la decisión resultará errada, sin embargo, comprometerse con el resultado sea cual sea, es primordial y un paso que todo líder debe afrontar.

 

Tambien te puede interesar:

Como Aprender de las Quejas de los Clientes

5 Pilares para Elevar la Productividad

Ventajas de la Publicidad por Internet

 

QUIENES SON TUS EMPLEADOS DE CONFIAR

empleados de confianza

¿Cómo reconocer a un trabajador de confianza?

 

Un trabajador de confianza es aquel colaborador que, gracias a su esfuerzo y constancia, ha logrado superar a otros empleados en cuanto a: remuneración monetaria, responsabilidad de actividades y mayor jerarquización.

Ciertamente, para cualquier dueño o directivo de una organización, suele ser complicado localizar a dichos trabajadores capaces de convertirse en colaboradores de confianza. Sin embargo, a continuación se presentan algunas formas de reconocerlos más fácilmente:

 

  1. Un empleado comprometido es, más que nada, un empleado fiel. Es el colaborador idóneo que siempre se “pone la camiseta” por la empresa; es el primero que llegar y el último que se va. Probablemente es aquel que aspira a hacer carrera en la organización, que busca crecer, desarrollarse y permanecer mucho tiempo ahí. Es competente y sumamente eficiente porque se interesa en lo que hace.

 

  1. empleado comprometidoPuntualidad, compromiso y obligación son sus principales características. El empleado se siente “obligado” (el término no siempre responde a una connotación negativa) a participar activamente con la empresa: cumpliendo con sus horarios, realizando sus actividades en tiempo y forma y contribuyendo en todo lo que le sea requerido.

 

  1. Más allá del código de vestimenta, es profesional en su trabajo. No sólo lo realiza como debe ser, sino que trata de ser impecable. Busca el aprendizaje continuo y se preocupa por ir más allá. Sabe trabajar en equipo y pretende generar sinergia con los compañeros y por qué no, con los empleados de más alto rango. Es eficiente, eficaz y muestra constantemente su valía como profesional y como trabajador.

 

  1. empleado fielHabla bien de la compañía dentro y fuera de ella. Se muestra cómo es aunque trata de ser flexible. Se sabe expresar y es congruente en palabras y actos. La integridad es un valor muy importante para un trabajador de confianza.

 

  1. Cooperación. Ya se dijo antes, pero no puede ser redundante comentarlo nuevamente. El trabajo en equipo muchas veces es subestimado, pero no debe olvidarse que es parte fundamental de una institución. Además, habla muy bien del empleado como persona porque se demuestra y flexibilidad y trato hacia el colega, hacia el cliente interno y externo y hacia los jefes y dueños.

 

  1. cooperacion entre empleadosLa suma de lo anterior es una prueba de lealtad hacia la empresa y lo que la misma representa para él. Es muy posible que un empleado que cumple todos los puntos anteriores no vaya a defraudar a la empresa o no sea su deseo el retirarse. Sin embargo, sin un trato justo, buenas condiciones laborales y la correcta motivación e incentivos, podrían llevar a ese colaborador a desilusionarse y buscar un lugar que considere propicio para él. Es necesario apoyar regularmente a este tipo de personas y hacerles saber que se les reconoce su esfuerzo, dedicación y constancia y se les retribuye de forma justa. Alimentar esas relaciones y capacitar adecuadamente al empleado es una manera de comenzar.

Visitanos en youtube:

También te puede interesar:

COMO RECONOCER A UN MAL CLIENTE

8 EXCELENTES RECOMENDACIONES PARA HACER CRECER TU NEGOCIO

9 ERRORES TIPICOS A EVITAR PARA QUE TU EMPRESA NO FRACASE