CLAVES PARA CAMBIAR EL CHIP DE EMPLEADO A EMPRESARIO

cambiar chip de empleado a empresario¿Cuáles son los puntos clave para cambiar el chip de empleado a empresario?

Cambiar el chip de empleado a empresario no es tarea sencilla. Requiere de un cambio completo de mentalidad porque, siendo honestos, la educación universitaria no prepara empresarios, sino trabajadores.

Tratando de hacer el proceso menos complicado, se han enlistado algunas claves para comenzar el proceso poco a poco, con mucha paciencia y buscando que se eviten los errores de ideologías que llevan al fracaso:

 

caracter y pensamiento emprendedor

1. Carácter y pensamiento. Primero que nada hay que comprender una cosa: el carácter es formador de personalidades. No cualquiera es capaz de emprender. De hecho, son muchos más los empleados que los emprendedores. ¿Por qué? Porque el carácter y el pensamiento por lo regular son derrotistas. Esto no quiere decir que los empleados sean perdedores, más bien significa que prefieren “la seguridad” que la libertad financiera.

El empresario tiene claro que su tiempo es suyo, es capaz de cuestionarse constantemente acerca de su vida y su pensamiento no sigue a la mayoría. Suelen ser personas innovadoras y de carácter y personalidad firme; seguros de sí mismos y listos para luchar contra las adversidades que el ser empresario representa. Porque no todo es miel sobre hojuelas, son procesos muy difíciles llenos de obstáculos, que el empresario reconoce pero que no tiene miedo de explorar (o sabe enfrentarse a dichos miedos).

 

descubrir una pasión

  2. Descubrir una pasión. Ojo: no es únicamente descubrir una pasión; sino contar con las habilidades, capacidades, talentos y conocimientos para llevarla a cabo y que reditúe. Si la pasión no es redituable, puede tomarse como hobbie y buscar emprender un negocio que represente ganancias y por el que se esté dispuesto a luchar hasta el final.

Después de descubrir la pasión y valorar si es redituable, es necesario llevar a cabo estos puntos que son muy importantes una vez analizado este paso:

  • Viabilidad de dicha pasión en términos de negocio. Como se mencionó antes: ¿la pasión reditúa? ¿Cómo se puede lograr que lo haga? ¿qué otro negocio se puede abrir que permita generar las ganancias esperadas y que no sea desagradable para llevarlo a cabo toda la vida?
  • Segmentar el mercado. Una vez analizado lo anterior es importante conocer y reconocer al cliente potencial: ¿qué le gusta y le disgusta?, ¿a qué se dedica?, ¿qué género tiene?, ¿qué edad?, ¿cuál es su poder adquisitivo?, ¿qué redes sociales suele utilizar?, etc.

redactar un plan de negocios estructurado

  • Redactar un plan de negocios bien estructurado. Un plan de negocios bien estructurado debe contener, entre otras cosas:

· Nombre de la empresa, logo y slogan.

· Objetivos de la compañía.

· Información institucional (misión, visión y valores).

· Segmentación de mercado.

· Nombre completos de los socios de la compañía.

· Organigrama de la organización.

· Estrategias de marketing.

· Planificación a corto, mediano y largo plazo de las finanzas.

· Capital inicial.

· Análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas).

  • Comenzar “en pequeño”. Si no se cuenta con los recursos, no es indispensable comenzar a lo grande; una gran inauguración, la mejor página web o el local más amplio no son absolutamente necesarias. Pensar en grande es bueno, pero comenzando en pequeño.
  • Buscar financiamiento. Una vez listo el plan de negocios y localizado el punto para colocar el negocio, es necesario encontrar financiamiento. Si se cuenta con ahorros, adelante; de no ser así, existen varias opciones de instituciones públicas y privadas dispuestas a colaborar. No hay que dejarse impresionar, hay que encontrar la que mejor se adapte al plan de negocios y al propio plan de pagos y finanzas.

conformar un equipo de trabajo

  • Conformar un equipo de trabajo. Podría o no ser necesario al principio, por eso es relevante que se especifique en el plan de negocios.

 

  3. Perseguir el conocimiento autónomo. Todos, o casi todos los empresarios han recurrido al aprendizaje autónomo. ¿Qué quiere decir esto? Aprender por cuenta propia. Podría tener todo el talento y las capacidades, pero el conocimiento puede no ser suficiente. Es súper importante darse cuenta de que el aprendizaje continuo distingue a los grandes de los mediocres.

 

constancia

  4. Constancia. Si no se pretender trabajar y luchar a diario, es mejor no iniciar. Un empresario no “funciona” igual que un empleado. No tiene horario; constantemente estudia, constantemente trabaja, el esfuerzo es cada día y no es poco, es un esfuerzo máximo.

 

  5. Trabajo duro. Los mejores empresarios son los primeros que llegan y los últimos que se van; trabajan de día, de noche, en días festivos. No hay descanso, y mucho menos al inicio del negocio.

 

estar dispuesto a tomar riesgos

  6. Estar dispuesto a tomar riesgos. Esto no significa ir a la deriva, en absoluto. Para eso se redactó un plan de negocios. Sin embargo, la incertidumbre es normal y más frecuente de lo que parece. Iniciar un negocio es arriesgar dinero, esfuerzo, planes, tiempo, pero siempre con la inclinación de estar haciendo las cosas bien, de planear lo mejor que se pueda, de saber que se cuenta con el conocimiento adecuado y de que el fracaso no siempre es tan negativo, sino que puede ser una excelente experiencia.

No se emprende para fracasar, pero hay que tener en cuenta que grandes empresarios fracasaron varias veces y gracias a la confianza que tuvieron en ellos mismos y en sus días, lograron el éxito rotundo.

 

También pueden interesarte:

CÓMO PASAR DE EMPRENDEDOR A EMPRESARIO

CÓMO PIENSAN LOS EMPRESARIOS EXITOSOS

8 HÁBITOS DE LOS EMPRESARIOS EXITOSOS

 

¿CÓMO SUPERVISAR AL PERSONAL DE MANERA MÁS EFICIENTE?

supervisar al personal

¿Cuál es la mejor forma de supervisar al personal?

Supervisar al personal podría resultar una tarea complicada y bastante laboriosa cuando no se hace correctamente.  Además, el empleado puede sentirse observado e incluso, intimidado.

Para evitar lo anterior, es importante buscar una mejor forma de supervisar al personal, tratando de evitar el acoso constante al que se sienten expuestos. Seguir esta lista ayuda bastante en dicho proceso:

 

actitud ante los empleados

 1. Actitud. La actitud del supervisor hacia los empleados es un punto fundamental en el desempeño de estos últimos. Los supervisores deben ser firmes, claros y concisos en sus explicaciones de las actividades; pero también deben ser pacientes, flexibles, positivos, y más que nada: líderes.

 El carácter, actitudes y personalidad del supervisor influye mucho en el desempeño del empleado. Se debe ser íntegro con lo que se exige y lo que se hace y se ofrece. El supervisor no puede pretender que el empleado llegue temprano, si este llega tarde todo el tiempo, en este sentido no existe coherencia y denota una falta enorme de integridad que genera desconfianza.

 

 2. Establecer las normas. ¿Qué se espera del empleado? ¿Cuáles son sus actividades? ¿Cuáles son las reglas del juego? ¿Qué puede y qué no puede hacer? ¿Cuánto tiempo tiene de descanso? Todas estas interrogantes cumplen con su objetivo principal: mantener al empleado informado sobre sus actividades, sus derechos y obligaciones, y no deja lugar a preguntas y fallos posteriores.

 

comunicación constante y asertiva

 3. Mantener la comunicación constante y asertiva. El empleado debe saber que está siendo supervisado, pero debe sentirse en confianza de preguntar si tiene dudas, de descansar si es necesario y de comunicar cualquier problema personal o laboral en el momento en que lo necesite.

 

  4. Delegar roles claros y específicos. Parte de establecer las normas del juego, es el hecho de saber indicar correctamente los roles y actividades específicas de cada empleado para que la supervisión se vuelva más amena y sobre todo, más sencilla. Los roles deben encontrarse por escrito, firmados por todos los involucrados (gerente, supervisor y empleado) y el empleado debe hacerse con una copia.

 De esta forma, todos los interesados están enterados y se evitan errores y los típicos: “no sabía”, excelentes pretextos para los empleados mediocres.

 

monitoreo constante

  5. Monitoreo constante. El monitoreo constante no amerita que el supervisor no se despegue del empleado como una sombra. Las supervisiones pueden ser diarias, sí, pero eso depende de la actividad que se realice y de lo seguro que esté el supervisor de la capacitación proporcionada al trabajador.

 Cuando se habla de procesos de producción y manufactura, la supervisión tendría que ser diaria y por producto, eso es un hecho. Sin embargo, si el trabajo a desempeñar a cobrar en una caja o el servicio al cliente, el monitoreo puede ser únicamente semanal, llevando consigo un cuaderno con anotaciones sobre la atención al cliente, actitud del empleado, etc.

Muchas veces, sobre todo en puestos como atención a clientes, los mismos consumidores apoyan en el proceso de supervisión gracias a las quejas, sugerencias o felicitaciones que dejen personalmente o en el buzón dispuesto para ello. De hecho, el supervisor puede incitar a los clientes a que lo hagan, eso le facilitará muchísimo el trabajo.

 

 6. Evaluaciones por escrito. Estas evaluaciones pueden llevarse a cabo gracias al monitoreo del punto anterior (siempre por escrito y, de preferencia, firmadas por empleado y supervisor), o, pueden ser pequeñas pruebas y tests de conocimientos, dependiendo del área en la que se desempeña el trabajador.

 La forma de evaluación siempre dependerá del supervisor, de qué es lo que considere más efectivo y de las actividades a supervisar y evaluar.

 

 7. Redactar un documento por empleado. El archivo debe incluir lo siguiente:

documentos

  • El progreso de cada empleado en los proyectos y actividades asignadas.
  • La descripción de su trabajo firmada por el director/gerente, supervisor directo y empleado. Deben existir dos tantos: uno original que se queda en dirección y una copia para el trabajador.
  • Cualquier evaluación por escrito (sin importar plazos, aunque de preferencia podría ser mensual) que muestre el desempeño del trabajador.
  • Evidencia de conversaciones entre el director y supervisor acerca del desempeño del trabajador, debidamente firmadas y fechadas.
  • Registros de quejas del trabajador hacia la compañía y de la compañía hacia el trabajador.

 

También te puede interesar: 

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL TRABAJO A DISTANCIA

CONSEJOS PARA DELEGAR EFICAZMENTE

CUÁNDO CONTRATAR NUEVO PERSONAL

9 TRUCOS PARA HACER SENTIR BIEN AL CLIENTE

hacer sentir bien al cliente

¿Cómo hacer sentir bien al cliente?

Hacer sentir bien al cliente no es tan difícil como parece. Se trata, básicamente, de conocerlo y entenderlo a niveles que ellos lo noten y lo puedan experimentar.

A continuación se enlistan 9 trucos básicos para hacer sentir bien el cliente desde el primer contacto con la empresa:

 

  1. Amabilidad. Esta es la forma más simple de hacer sentir bien a alguien, no únicamente a un cliente, sino a cualquier persona con quien se tenga relación. Decir: “por favor” y “gracias” es el resultado de una buena educación que nunca está de más. Las respuestas hacia el cliente siempre deben ser amigables y comprensivas, intentado emplear un tono de voz afectivo genuino.

Se debe recordar que la amabilidad exagerada o forzada no es bienvenida, así que los gestos honestos de cordialidad son la mejor forma de lograr que un cliente regrese completamente satisfecho.

 

  2. Mostrar una sonrisa honesta. Un gesto más de amabilidad genuina. La sonrisa honesta abre muchas puertas y hace sentir al cliente bien recibido. Por lo tanto, debe practicarse con cada consumidor grande o pequeño.

 

  3. Tratar de no olvidarlo. Cuando un cliente es recordado, se siente importante. Siente que su compra o su estadía en la empresa no fue en balde y que significa algo para la misma (y para los empleados y dueños, por supuesto). Este truco resulta aún más efectivo, si se le recuerda por su nombre de pila, aunque es imposible que se recuerde a todos los consumidores cuando son grandes cantidades de ellos, es bastante efectivo que su rostro (al menos) pueda ser identificado, sobre todo si es un cliente frecuente.

 

saber escuchar al cliente

  4. Escucharlo y tomar en cuenta sus opiniones. Otra forma muy sencilla de hacer sentir bien al cliente es poniendo atención a sus necesidades, deseos, ideas, sugerencias, críticas y quejas; y no solamente escucharlas atentamente, sino atenderlas a la brevedad (en la medida de lo posible). Que el cliente note que la empresa se preocupa sinceramente por mantenerlo satisfecho.

 

  5. Dar al cliente lo que quiere y más. Preocuparse por superar las expectativas del cliente todos los días. Las buenas relaciones con el cliente se forjan desde el momento en el que es bien recibido, hasta el momento en el que sale de la tienda o empresa completamente satisfecho y con más de lo que esperaba recibir.

 

cumplir las promesas a los clientes siempre

  6. Cumplir las promesas siempre. Una empresa que no cumple lo que promete genera disgusto y desconfianza. Por consiguiente, pierde clientes y relaciones comerciales a largo plazo. Si no es posible cumplir con algún ofrecimiento, es preferible evitarlo; esto refleja cierta integridad y valores empresariales.

 

  7. Aclarar dudas. Gran parte de la necesidad de escuchar al cliente es que se sienta seguro de que su opinión es relevante. Por ello es de suma importancia aclarar sus dudas lo más eficazmente posible, cuanto antes, mejor. No es para nada recomendable que el usuario se retire con preguntas sin contestar o respondidas a medias porque da motivos suficientes para pensar que probablemente el producto o servicio ofrecido no es tan bueno como parece.

 

no hablar mal de la competencia

  8. No hablar mal de la competencia delante de un cliente. Punto clave que muchas empresas, sobre todo pequeñas, siempre hacen inadecuadamente. Hablar mal de la competencia da a pie a que el cliente desconfíe y piense mal de los valores organizacionales.

Si un cliente se expresa positivamente de la competencia, lo mejor es guardar silencio y escuchar atentamente, si se considera recomendable refutar, es posible hacerlo, pero siempre educadamente y únicamente comentando los beneficios del propio producto o servicio.

 

  9. Tratar bien a los empleados. Aunque no lo parezca, algunos clientes suelen prestar atención a gran parte o a todo lo que surge alrededor de la empresa. Podría llegar a generar desconfianza si el cliente observa el maltrato hacia los colaboradores.

Además, más allá de lo que consumidor observe, un empleado molesto podría no ser siempre el más amable. Así que, una manera de tratar bien al cliente, es tratando bien a las personas que trabajan bajo nuestro mando.

 

También te pueden interesar:

QUÉ PUEDO REGALAR A MIS MEJORES CLIENTES

CÓMO SABER QUÉ PIENSAN LOS CLIENTES

CON QUÉ FRECUENCIA ES NECESARIO LLAMAR A LOS CLIENTES

INDICADORES QUE MUESTRAN QUE SE NECESITA AYUDA EN EL NEGOCIO.

indicadores de que se necesita ayuda en el negocio¿Cuáles son los indicadores de que se necesita ayuda en el negocio?

Muchas veces las empresas no están funcionando como deberían y es necesario tener en cuenta los indicadores de que se necesita ayuda en el negocio. No obstante, no todo empresario sabe identificarlos, ya sea por falta de experiencia o porque desconoce cómo sobrellevar y afrontar los problemas que requieren su atención.

Aquí se presentan los 9 indicadores clave de que el negocio necesita ayuda y cómo podrían superarse:

 

1. Las visitas al negocio han disminuido considerablemente. Esto puede significar varias cosas:

     1. Los clientes asisten una sola vez y no regresan. Esto es un problema bastante serio y muy frecuente. Si los clientes no regresan es porque el producto no les convenció una vez adquirido, la infraestructura no fue de su agrado (ya sea por la decoración, el acomodo o la limpieza), la atención al cliente no fue buena, el producto les convenció pero no corresponde al precio que pagaron por él.

     2. Los niveles de reconocimiento de la marca no han aumentado. Menos serio que el anterior, pero sumamente importante. La empresa debe preocuparse, tanto por mantener a los clientes actuales, como por conseguir y fidelizar nuevos. Si el reconocimiento de la marca no ha aumentado, probablemente se requiera ayuda de un experto en marketing.

niveles de reconocimiento de la marca

2. Disminución en el número de unidades por compra. Cuando un cliente antes compraba 10 artículos y últimamente solo compra 7, algo no está funcionando correctamente. Es momento de contactar al cliente y preguntarle qué es lo que está pasando y solucionarlo. Un experto en control de calidad o un técnico especialista en el producto o servicio podría ser necesario y una gran ayuda.

 

 

 3. Facturación considerablemente menor a meses anteriores. En este caso pueden haber problemas serios con el producto, el servicio al cliente y/o el precio. Es necesario, nuevamente, contactar a los clientes y preguntarles si todo anda bien y qué es lo que consideran que se puede mejorar.

Dependiendo de su respuesta sería necesario contratar a algún especialista en el producto o servicio, capacitar mejor al personal o buscar formas de conseguir proveedores más económicos o renegociar con los que ya se cuenta.

4. Niveles de ausentismo, rotación y renuncias de personal superiores a lo normal. Cuando el problema es el personal, se trata de un asunto interno. Probablemente el personal no está siendo tratado adecuadamente o el ambiente no es el indicado. A lo mejor el fallo está en el personal de recursos humanos y es necesario contratar a alguien nuevo.

En este punto, hablar con cada uno de los empleados se vuelve una tarea indispensable.

problemas de disminución de la productividad

5. Problemas de disminución en la productividad. Nuevamente se trata de un problema interno y debe ser resuelto internamente. La comunicación asertiva con los empleados y con el personal de supervisión vuelve a ser clave para resolver los conflictos.

 

 

6. Ventas menores a los gastos. Es bien sabido por todo empresario, que los gastos y costos (tanto fijos como variables) siempre deben ser menores que las ventas facturadas mensualmente para que existan utilidades. Este problema puede ser resuelto por el área contable, siempre y cuando se conozca la situación detrás del problema; ¿las ventas han disminuido o los gastos se han inflado?

Sin duda alguna, este es uno de los puntos más importantes de toda la lista y debe resolverse a la brevedad.

quejas y devoluciones de productos

7. Demasiadas quejas y devoluciones de los clientes. Esto puede reflejarse en ladisminución de artículos vendidos también. Es necesario poner especial atención en el área de producción (si el producto se produce por la propia compañía), en el material con que se produce o en el producto comprado a los proveedores, probablemente está resultando defectuoso desde fábrica. El control de calidad resulta muy efectivo en este tipo de cuestiones.

 

 

8. El tráfico de la página web y/o redes sociales se ha reducido. El marketing o publicidad online está fallando, no hay duda. La comunicación publicitaria ha decaído y por ello la audiencia podría estar inconforme o ha perdido el interés.

Alguien experto en comunicación publicitaria puede ser de gran ayuda en este caso.

marketing costoso

9. El marketing resulta costoso y no obtiene los resultados esperados. Sin duda, la agencia o el profesional autónomo contratado para este rubro no está cumpliendo con los objetivos esperados. No hay que pensarlo mucho, es momento de cambiar de profesionales.

 

 

También te pueden interesar:

PUNTOS CLAVE PARA CONSERVAR UNA BUENA IMAGEN EMPRESARIAL

QUÉ PUEDO REGALAR A MIS MEJORES CLIENTES

IMPORTANCIA DE LAS REDES SOCIALES EN UNA EMPRESA

 

PUNTOS CLAVES PARA CONSERVAR UNA BUENA IMAGEN EMPRESARIAL.

buena-imagen-empresarial¿Cuáles son los 8 puntos claves para conservar una excelente imagen empresarial?

La buena imagen empresarial genera un valor agregado para el cliente. Una empresa se vuelve grande, exitosa y reconocida si es coherente, y si su imagen es “socialmente aceptable”.

Si bien, existen varias maneras de lograrlo, a continuación se presentan los 4 puntos más importantes y sencillos:

 

  1. Ofrecer productos y servicios de calidad. Básico. Es por todos conocida la importancia de la calidad de los productos y servicios que se ofrecen, ya no solo por el cliente, sino por la imagen empresarial, de los socios y los empleados que dan la cara al público. La falta de calidad es una de las principales razones de la pérdida de clientes y de la falta de reputación de una marca.

 

imagen-empresarial-kaizen

 2. “Kaizen” = mejora continua. La mejora continua o “kaizen” (término japonés), se refiere a la búsqueda de la minimización o eliminación de errores en todas las áreas de la empresa. Si se aplica en todas las situaciones, en todas las áreas, en cada actividad y proceso, es un hecho que la imagen de la empresa no será buena, se convertirá en sinónimo de excelencia y primera opción de los clientes a la hora de realizar una compra.

 

 3. Excelente atención al cliente. El trato con el cliente debe ser impecable. Sus dudas deben ser atendidas y respondidas a la brevedad. Si bien, el cliente no siempre tiene la razón, es importante estar al pendiente de que sus quejas y sugerencias tienen bases sólidas y resolver sus problemas lo antes posible. Esto le genera confianza al consumidor, lo fideliza y crea una buena imagen empresarial.

 

imagen-empresarial-comunicación-publicitaria

 4. Comunicación publicitaria coherente con la marca. Una marca que hace lo dice, es una marca íntegra. Los valores y su comunicación deben estar en sintonía. Si la marca tiene un enfoque hacia el cliente y dice que lo hace, el cliente tiene que ser capaz de notarlo tanto en su publicidad, como en su trato. Si la compañía presume de estar preocupada por el medio ambiente, debe mostrarlo en sus productos, su comunicación, sus materiales y sus acciones.

 

 5. Mantener un buen ambiente laboral. Cuando una empresa refleja un ambiente laboral saludable genera empatía con el cliente. Hace sentir al consumidor que será tan bien tratado como el personal lo es. Además, un empleado feliz y satisfecho, es amable, carismático y mantiene una buena actitud hacia el cliente.

 

 6. Contar con una excelente imagen en internet. Las redes sociales y la página web de la empresa son, muchas veces, el primer contacto con el cliente. Frecuentemente los consumidores conocen a una marca o compañía gracias a estos medios, por lo tanto, una imagen de integridad y empatía pueden ser puntos determinantes para que el cliente sienta que merece la pena visitar las instalaciones o realizar una compra en línea.

 

 7. Emocionar al cliente. Cuando el cliente sale más que satisfecho, feliz por sentir que su compra fue la mejor decisión que pudo haber tomado, la empresa no solo generó dinero, sino la posibilidad de ganar nuevos clientes por medio de la publicidad “boca a boca”. Esto es una excelente imagen para la compañía, y si cada cliente sale de la tienda con esa sensación de conformidad, la publicidad y la percepción que los próximos clientes potenciales tengan será sumamente beneficiosa y aportará muchísimo valor agregado a la marca.

 

imagen-empresarial-humanizar-compañía

 8. Humanizar a la compañía. Esto habla de crear lazos, tanto con el cliente como con los proveedores, empleados, supervisores, personal independiente, y todos aquellos que hacen posible que la empresa siga en pie. Se trata de que la compañía sea “socialmente responsable”, que se preocupe por el ambiente y por las personas, y que busque siempre la empatía. No solo se trata de vender, sino de generar sentimientos positivos en quienes compran y en quienes colaboran.

 

Pueden interesarte:

CÓMO SABER QUÉ PIENSAN LOS CLIENTES

QUÉ PUEDO REGALAR A MIS MEJORES CLIENTES

8 SEÑALES DE DESORGANIZACIÓN EN UNA EMPRESA

 

¿QUÉ PUEDO REGALAR A MIS MEJORES CLIENTES?

regalos-clientes--

¿Cuáles son las opciones de regalo para los mejores clientes?

El cliente es uno de los tesoros con mayor valor que una compañía puede poseer. Sin duda, los mejores clientes necesitan sentirse más especiales y es importante hacérselos notar con pequeños regalos que gratifiquen, de alguna forma, su fidelidad.

Las mejores opciones de regalo para los mejores clientes se presentan en la siguiente lista. Recordando siempre que no es necesario parecer pretencioso ni buscar regalar grandes ostentaciones.

 

muestras gratis

 1. Muestras gratuitas de un nuevo producto. Enviar muestras gratuitas en cada orden es una forma de agradecimiento, reconocimiento y asegura que el cliente conocerá y probará las novedades de la compañía. Agregar una pequeña nota con un agradecimiento escrito, refuerza el significado y personaliza el obsequio.

 

2. Envíos sin costo. Si la empresa realiza envíos a distancia, una excelente opción es facilitar los envíos; sin demora y gratuitos para aquellos clientes destacados, haciéndoles saber de antemano que el detalle es el resultado de ser un cliente frecuente y especial.

 

3. Ofrecer un beneficio adicional. Un beneficio adicional puede ser un descuento exclusivo, una tarjeta de acumulación de puntos, apoyo para equipar y/o instalar el producto o servicio, etc. Cualquier servicio extra complementario al producto.

 

destacar clientes especiales

4. Destacar clientes especiales públicamente. Incluso los anuncios de clientes preferenciales en espacios públicos puede ser un excelente incentivo y agradecimiento. El cliente se siente único y especial cuando se ve reconocido.

 

5. Incluir obsequios en cada orden. Por ejemplo: membresías con descuentos, un detalle complementario al producto, un llavero o bolígrafo de buena calidad, unos chocolates o cualquier detalle significativo, agregando una nota con las razones por las que el obsequio ha sido enviado.

 

celebraciones por fechas especiales

 6. Celebraciones por fechas especiales. También puede ser válido estar al pendiente de las fechas especiales de los clientes (cumpleaños, por ejemplo) e invitarles amablemente a un desayuno, comida, cena, o simplemente un café como muestra de gratitud y aprecio.

 

7. Brindar horarios especiales de atención a clientes. Horarios exclusivos de atención a clientes VIP que sobresalgan del resto de los horarios para los demás clientes. Si esto no es posible; se puede abrir una línea telefónica única o una caja única para pagos. Lo importante es que el cliente se vea a sí mismo como un elemento especial y muy importante para la empresa.

 

ofrecer boletines

 8. Ofrecer eventos, boletines exclusivos y cursos interesantes a costos especiales. Muchas empresas envían boletines con información relevante para el cliente (sobre la propia compañía o sobre el giro en el que se desenvuelva el cliente). De igual forma pueden ofrecerse eventos como fiestas o reuniones y cursos afines a los intereses de los clientes y de la empresa gratuitos o con descuentos.

 

También te puede interesar:

VENTAJAS DE CONTAR CON UN CHAT PARA ATENCIÓN A CLIENTES

CÓMO APRENDER DE LAS QUEJAS DE LOS CLIENTES

CÓMO TRATAR A UN CLIENTE QUE NO QUIERE PAGAR